El delantero argentino Lionel Messi recibió el alta médica de su lesión y estará a disposición del técnico Frank Rijkaard, para el juego en que Barcelona recibirá a Racing de Santander el próximo domingo dentro de la fecha 22 del campeonato español.

Messi demostró en la práctica de hoy que está recuperado de la fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo que sufrió el 12 de noviembre pasado.

El internacional “albiceleste” tuvo una actuación destacada en el partido entre jugadores del primer equipo con integrantes del Barcelona B y del Barcelona C.

Messi deleitó a los espectadores que asistieron a la práctica con actuaciones brillantes y jugadas verticales pero, a pesar de contar con varias oportunidades de gol, no logró concretar.

Por su parte, el ariete camerunés Samuel Etoïo, también recién salido de una lesión, no está todavía en su mejor forma y le costó jugar con la rapidez y agilidad que le caracterizan.

El estratega holandés siguió con atención el encuentro disputado en el Mini Estadio, junto al Camp Nou de la Ciudad Condal, noreste de España.

El partido acabó con un marcador de 2-1 y goles del brasileño Juliano Belletti y el canterano Pedro por el equipo ganador y del también brasileño Thiago Motta por el cuadro perdedor.

A la sesión faltaron los barcelonistas internacionales con compromisos con sus selecciones, como es el caso de Rafael Márquez, convocado para el amistoso Estados Unidos-México este día en Phoenix, Arizona.

Asimismo, el brasileño Ronaldinho Gaúcho y el español Oleguer Presas, lesionados, siguieron con sus trabajos específicos en el gimnasio del estadio blaugrana.

Messi fue el mejor jugador de la práctica con la cual Rijkaard quiso poner a prueba el grado de recuperación de dos de sus jugadores clave: Etoïo y el joven “crack” argentino.

En cambio, el camerunés acaba de salir de un periodo de baja mayor (más de cuatro meses), aunque ya volvió a jugar unos minutos con el Barça, el domingo ante Osasuna (0-0).

      Leo entrenando con su Equipo!

Anuncios