Después de haberse negado a participar en el partido ante el Racing de Santander, Samuel Eto`o se entrenó en soledad en el gimnasio, separado de sus compañeros de Barcelona. “Hizo el calentamiento y cuando lo llamé para que ingresara, se negó”, explicó el entrenador holandés Frank Rijkaard. “No sé por qué se negó”, agregó.
El goleador está recuperado luego de cuatro meses de inactividad por una lesión en la rodilla. Rijkaard decidió el domingo el ingreso de Lionel Messi, otro que volvió luego de tres meses de inactividad, a los 68`. Recién a los 86’ optó por Eto`o, que sorpresivamente le dijo que no lo iba a hacer a Eusebio Sacristán, ayudante de campo del DT.
Eto`o se quedó ayer en el gimnasio del Centro Deportivo de Barcelona, mientras el resto del plantel participaba en una sesión de recuperación física en el campo.
El presidente de Barcelona salió a respaldar al delantero. “Samuel sufrió durante cuatro meses y necesita jugar y marcar para ser feliz. Hay que estar a su lado. Y Rijkaard, un maestro en estas cosas, sabrá quitarle presión y darle la solución justa”

Anuncios