BARCELONA (EFE).- El delantero de Barcelona Lionel Messi advirtió hoy que el equipo no se resigna a dar por perdida la Liga de Campeones y la Copa del Rey y que todavía tiene muchas cosas que decir de aquí al final de temporada.

“No estamos muertos, confiamos en nosotros mismos y sabemos que podemos remontar ambas eliminatorias”, aseguró Messi, quien considera factible ganar en La Romareda a Zaragoza y en Anfield contra Liverpool para seguir vivos en ambas competiciones.

Messi entiende que no es momento de perder la fe en un conjunto que ha exhibido el mejor fútbol del continente durante las dos últimas campañas.

“Hay que creer en este equipo, por lo que ha venido demostrando, por lo que ha ganado y por los grandísimos jugadores que tiene”, subrayó.

Para adelante. El internacional argentino, que admitió haber terminado “un poquito cansado” el partido ante Liverpool, “porque hacía mucho que no jugaba noventa minutos seguidos”, quiere pasar la página y centrarse en el próximo encuentro de Liga ante Athletic de Bilbao.

“Es un rival muy ordenado que está saliendo de ahí abajo. Nosotros vamos a querer ganar este partido y jugar bien para demostrar a la gente que seguimos fuertes. Ahora, más que nunca, tenemos que demostrar la clase de equipo que somos”, destacó.

Por otra parte, Messi quiso quitar hierro a las imágenes difundidas por algunos diarios barceloneses sobre su compañero Ronaldo de Assís ´Ronaldinho´, que hoy volvió a quedarse en el gimnasio, y su supuesto sobrepeso.

“Yo lo veo bien. Cuando el equipo no anda, quizá siempre se le pega a él, y cuando hace dos goles, es el mejor del mundo, pero lo cierto es que lleva 16 goles esta temporada, así que no sé por qué hay que quejarse de su rendimiento”, argumentó

Anuncios