El entrenador del Barcelona, Frank Rijkaard, espera que al Liverpool le pese la consideración de favoritos para el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones que disputarán el martes.El equipo azulgrana, actual campeón de la competición, perdió hace dos semanas el partido de ida disputado en el Nou Camp, por lo que tienen bastante complicado clasificarse para los cuartos de final.

“Todo el mundo, toda su afición, ya piensa que han pasado la eliminatoria, y en este sentido para ellos creo que la presión será mayor que para nosotros”, manifestó el holandés en la edición del lunes del Sport.

“El paso en falso lo hicimos en nuestro propio estadio y creo que si lo volvemos a interpretar bien lo que hay que hacer es quitar presión, porque tenemos que jugar en unas circunstancias que son complicadas”, aseguró.

Rijkaard dijo que la derrota liguera del domingo por 2-1 ante el Sevilla, que se ha colocado líder de la tabla, también podría ayudarles a darle la vuelta al marcador en Liverpool.

“La forma en que está jugando el Liverpool es parecida a la del Sevilla y también la mentalidad de cada uno de los jugadores del oponente porque trabajan todos por el resultado. En este sentido, también nos puede servir la derrota del sábado”.

El centrocampista Andrés Iniesta se mostró muy optimista respecto a sus posibilidades.

“Tenemos plena confianza en remontar”, le citó el lunes El Mundo Deportivo. “Marcar dos goles como mínimo es lo único que tenemos en la cabeza”.

“Si marcamos rápido, estaremos a un solo gol de pasar. Somos optimistas”.

Anuncios