Luego de su épica actuación con sus tres goles en el 3-3 de Barcelona vs. Real Madrid, el diario catalán Sport se preguntaba y a la vez invitaba a sus lectores a opinar: “¿Marcará el partido de ayer un antes y un después en Leo Messi?”. Y se agregaban dos interrogantes: “¿Le quitará protagonismo a Ronaldinho y Eto o? ¿Llegará a ser el mejor jugador del mundo?”

Al día siguiente del vibrante clásico que tuvo al argentino como figura excluyente, Lionel Messi fue el gran protagonista en los medios españoles. Una vez más, se desató le messimanía y las loas para el argentino se multiplicaron en cantidad y calidad. Entre la lluvia de elogios, se destacó: “Y Maradona se reencarnó”, según tituló el diario ABC , que calificó a Messi de “estelar, soberbio y majestuoso”.

Pero más allá del reconocimiento periodístico y de la gente, los protagonistas del partido, tanto compañeros como rivales, quedaron rendidos a los pies del pequeño argentino. Habitualmente parco en sus expresiones y conocido por su economía de palabras, el entrenador de Barcelona, el holandés Frank Rijkaard admitió: “Messi tiene mucho talento y nos salvó de una derrota”.

A su vez, el entrenador de Real Madrid, el italiano Fabio Capello, reconoció que su equipo dejó escapar la victoria. “Messi tiene tanto talento y ya sabemos que puede cambiar la dirección de un partido en cualquier momento”, dijo.

Sus compañeros también quedaron deslumbrados por la tarea del argentino. El brasileño Sylvinho hizo hincapié en que el argentino aún no llegó a los 20 años (los cumplirá el próximo 24 de junio). “Imagínense, Leo tiene apenas 19 años. Tiene una madurez increíble para alguien de esa edad. Leo tiene un futuro increíble por delante”, afirmó el defensor brasileño. El arquero Víctor Valdés disfrutó desde su valla los tantos: “Estoy muy contento porque volví a ver a Messi en alto nivel. Lo hemos vuelto a disfrutar. Fue estupendo”.

Del otro lado, el del sufrimiento, el arquero Iker Casillas comentó sobre los goles de Messi: “En los dos primeros quedó mano a mano y eso le facilitó las cosas. El tercero fue una gran definición”.

Así fue el día después del clásico entre Barcelona y Real Madrid. Con un nombre y un apellido repetidos una y otra vez por todo el universo futbolístico español: Lionel Messi.

 

  • 2 jugadores de Barcelona le habían hecho tres goles a Real Madrid en los últimos 50 años: el Lineker (1987) y el Romario (1994).
  • Anuncios