Samuel Eto’o y Lionel Messi se confesaron ayer durante el inicio de entrenamiento. Ambos jugadores, que no tuvieron una lucida actuación en el partido contra el Mallorca, estuvieron conversando durante espacio de cinco minutos, al tiempo que efectuaban las carreras previas al inicio de entrenamiento en el campo de La Masía. Se trataba de un suave calentamiento que aprovecharon para explicarse los problemas con los que se encontraron en el partido. Ambas estrellas, ante la ausencia de Ronaldinho, se conjuraron para mejorar de cara al partido contra el Getafe, en el que el brasileño tampoco estará y ellos deberán tirar del carro.

Ronaldinho, por su parte, no estuvo presente en el campo de entrenamiento porque se quedó en el gimnasio siguiendo con su plan específico de preparación. Motta, lesionado, también estuvo efectuando trabajo de recuperación. Fueron, junto a Belletti a quien se le practicaban pruebas médicas, las únicas bajas en el entrenamiento en el que los titulares trabajaron a un ritmo suave. No se trataba de agotarse porque a la vuelta de la esquina está el encuentro de Copa del Rey.

Carles Puyol y Ludovic Giuly fueron los primeros en retirarse, después de poco menos de media hora de trabajo. Prosiguieron su labor de recuperación en el gimnasio. El resto de los titulares fueron desfilando hacía el vestuario hasta que se quedaron sólo ocho jugadores en el campo de La Masía. Los reservas disputaron un partidillo en un campo de dimensión es reducidas.La nota curiosa la dieron un grupo de seguidores italianos que estuvieron todo el entrenamiento cantando canciones a su compatriota Gianluca Zambrotta.


Ante la ausencia de Ronaldinho, Messi y Eto’o están llamados a asumir un mayor protagonismo

Anuncios